Publicidad

sábado, 19 de enero de 2019

Mahatma Gandhi


En los tiempos que corren en el convulso escenario de la política a nivel global merece la pena fijar la atención en un personaje,  Mahatma Gandhi, que luchó por sus ideas de forma no violenta, que tuvo la tolerancia y el respeto a todos los seres vivos como base de pensamiento y que logró la independencia de la India sometida por el imperio británico.

Mahatma Gandhi.
Mahatma Gandhi, que fue abogado y político, nació el 2 de octubre de 1869 en Porbandar, una pequeña ciudad costera al oeste de la India, fruto  del acomodado matrimonio de Karamchand Gandhi y Putlibai Gandhi. Su madre fue una de sus más importantes influencias en su vida. De ella ella aprendió el respeto por los seres vivos, las virtudes del vegetarianismo y la tolerancia hacia diferentes formas de pensar, inclusive hacia otros credos y religiones.

Con 18 años se traslada a Londres para cursar Derecho en la University College London. Cuando finalizó sus estudios regresa a Bombay para tratar ejercer como abogado, pero la sobresaturación de la profesión en aquella época, unida a la falta de experiencia real de Gandhi en los tribunales le imposibilitaron cumplir tal propósito.

Ese mismo año, estamos en 1893, se le presenta la oportunidad de trabajar en Sudáfrica, empleo que aceptó motivado por la lucha de resistencia y desobediencia civil no violenta que estaban llevando a cabo sus compatriotas ante la presión y discriminación del país hacia los hindúes.

En Sudáfrica, Gandhi comprobó el fuerte rechazo y odio hacia los hindúes, lo que le motivó en 1894 a crear un partido político indio que defendiera sus derechos. Tras 22 años de protestas no violentas en Sudáfrica, Gandhi se ganó la influencia y el respeto suficiente como para negociar con el general sudafricano Jan Christian Smuts una solución para el conflicto indio.

En el año 1915 Gandhi regresó a la India, donde continúo promoviendo sus valores religiosos, filosóficos y especialmente políticos. En esos años destacaron dos grandes protestas sociales, la llamada Marcha de la Sal (1930) y la reivindicación de la independencia de la India del imperio británico en el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). Esta última, que involucraba involuntariamente a la India en la guerra como dependencia británica, junto con todos los años de lucha no violenta, condujeron finalmente a la independencia oficial de la India el 15 de agosto de 1947.

Unos meses más tarde, el 30 de enero de 1948, Gandhi fue asesinado por Nathuram Godse, un fanático ultra-derechista hindú relacionado con el gobierno, que encontraba en Gandhi un obstáculo para levantar su proyecto del alzamiento del hinduismo en perjuicio del resto de creencias y religiones. Por defender su ideología de una sociedad igualitaria, Gandhi moriría asesinado a la edad de 78 años.

Próximo capítulo: Las guerras carlistas




sábado, 12 de enero de 2019

Mujeres que cambiaron la Historia

Sin duda estamos asistiendo a un nuevo proceso revolucionario que terminará transformando al conjunto de la sociedad actual. Se trata de la revolución feminista, convertida en cabeza de lanza de la reivindicación de derechos y libertades a nivel global.

Hasta hace poco tiempo el papel de la mujer no era contemplado ni tan siquiera en la Historia, pero han sido muchas las que dejaron su huella. En esta ocasión ofrezco unas pinceladas biográficas de cinco mujeres que tuvieron un papel relevante en su época. Habrá tiempo de referirse a otras que también lo tuvieron.

Dolores Ibárruri durante un mitín.
El pasado 9 de enero se cumplió el 111 aniversario del nacimiento de Simone de Beauvoir, la gran pensadora feminista, autora de “El segundo sexo” (1949), que cuando lo escribió ni se consideraba feminista, ni albergaba ninguna intención política ni reivindicativa con su obra. Pero en la actualidad “El segundo sexo” se ha convertido en el manual de referencia para muchas feministas.

“No se nace mujer: se llega a serlo”, el género no es una condición biológica, sino una construcción cultural, es una de las afirmaciones que escribió una mujer que suele ser recordada por su faceta como feminista, pero que, además, fue una gran filósofa existencialista y una escritora brillante.

Hay que destacar que el citado libro estuvo incluido en el índice de libros prohibidos de la iglesia católica para sus fieles. En sus escritos denunció la educación que se le daba a las niñas y criticó la sociedad patriarcal en la cual las jóvenes se desarrollan y que limitaba a las mujeres al matrimonio y a la familia.

Otra de las grandes mujeres con una personalidad más atractiva es Frida Kahlo. La pintora está considerada como una de las figuras femeninas mexicanas más influyentes de su tiempo. Logró trascender a través de sus innovadoras obras de arte y recordada como una de las artistas más famosas del siglo XX. Desde la pintura hasta cuestiones más personales de su vida, Kahlo siempre buscó hacer las cosas de forma diferente a como entonces estaba estipulado. Su orientación sexual y el desafío a los estereotipos era una clara señal de ruptura. Razones por las que se convirtió en un icono de las mujeres fuertes.

En esta primera aproximación a las mujeres, que son legión, que marcaron la Historia, deseo incluir a Benazir Bhutto, la primera mujer en ser elegida primera ministra en un país musulmán. Bhutto llegó a los titulares de todos los medios de comunicación del mundo cuando ganó las elecciones de 1988 en Pakistán. Además, demostró ser una figura fuerte y resistente en una nación arruinada por sangrientos golpes militares.

Murió tras recibir varios disparos en el cuello y en el pecho por parte de un suicida que posteriormente detonó una bomba, causando la muerte de al menos otras 38 personas. En ese momento, Bhutto se encontraba en plena campaña de cara a las elecciones de enero de 2008. Dos meses antes, poco después de su retorno del exilio, había sobrevivido a un atentado similar que acabó con la vida de al menos 136 personas.

Entre las españolas recojo una de las figuras que siempre llamó mi atención. Se trata de la dirigente del Partido Comunista Dolores Ibárruri. Con tan sólo 22 años, Dolores Ibárruri, madre de seis hijos, tuvo que tomar una decisión que marcaría su vida para siempre. Lejos de identificarse con el prototipo de la mujer de su época, se negó a verse relegada al cuidado de su prole, la cocina y los fogones. Su hasta entonces limitado mundo se abrió a nuevos horizontes y decidió iniciar su periplo político.

Le comunicó a su marido su decisión: ‘Ya no habrá más hijos’, y a partir de ese momento su familia pasó a ser el proletariado del mundo, especialmente el femenino. Su condición de mujer trabajadora enriquecería su sensibilidad igualitaria y despertaría su conciencia política en pro de la defensa de los obreros frente a un sistema capitalista que los oprimía por las buenas o por las malas.

Para finalizar, no podría faltar en esta primera relación la figura de Clara Campoamor. Destacada escritora, política y defensora de los derechos de la mujer española. Nunca ocultó sus ideales republicanos. Por ello, cuando se proclamó en abril de 1931 quiso estar en la sala de máquinas del nuevo régimen para intentar consagrar el principio democrático de la igualdad entre hombres y mujeres. Consiguió su escaño en las filas del Partido Radical, participó en la comisión que redactó la Constitución y defendió en el pleno el sufragio femenino en un memorable debate frente a 470 hombres y una sola mujer, Victoria Kent, que a última hora renunció a apoyarlo por razones de oportunidad.

Clara Campoamor logró el derecho al voto para las mujeres españolas, pero fue algo más lo que hizo. Aquella mujer, aquel 1 de octubre de 1931, consiguió que nuestro país fuese, por primera vez, una democracia plena. La única sufragista en el mundo que lo logró desde la tribuna de un parlamento gracias a aquellas peculiares elecciones constituyentes del 31 en las que las mujeres no podían votar pero sí ser elegidas. A causa de la guerra civil tuvo que huir de España. Murió exiliada en Suiza. 

Próximo capítulo: Mahatma Gandhi